Mi hogar laboral

Mi hogar laboral

Gracias a la conectividad el concepto de espacio de trabajo es tan amplio y etéreo como el espacio sideral, que allá donde mires lo es. Pero, ¿y la comodidad? ¿la tranquilidad, la concentración, la inspiración, la seguridad, el confort? ¿Tienes todo esto en el espacio sideral?

Aunque nos guste ser nómadas y ciudadanos del mundo necesitamos nuestro huequecito en el universo. Ese sitio donde nos sintamos nosotros y podamos decir “aquí me encontrarás”. Necesitamos un ancla que nos posicione y que nos haga sentir especiales y únicos por ser “Mi espacio”.

Hoy este lugar puede ser una oficina, un despacho, una sala, una mesa, un coworking, tu casa o incluso un lugar público, pero debe ser un sitio reconocible para nuestros sentidos, que nos de seguridad y sea nuestro “hogar laboral”.

Yo estoy todo el día moviéndome entre nuestros centros (Busining) y trabajo tranquilamente y cómodamente en cualquiera de ellos, pero un día cada X tiempo, o dos seguidos, o cuando mi mente me lo pide, necesito irme a mi rinconcito; allí donde tengo la acumulación de papeles que miraré un día para tirarlos; donde tengo los cubiletes de bolígrafos que nunca uso. Cuando voy allí limpio mi cabeza de la inmensidad del universo, reubico mis ideas y pongo mis pensamientos en orden. Necesito mi sitio en el espacio sideral.

Ahora todo es movilidad, open-space, comunidad, colaboración, co-creación… pero todo eso se concentra en un lugar, en un espacio concreto, en un micro-universo. En tu lugar. En tu sitio. Porque lo necesitamos. Así que encuentra tu “hogar laboral” y escoge bien porque te aportará mucho más que algo físico.

Pin It on Pinterest

Share This