Encuentra tu “constancia”

Encuentra tu “constancia”

Ante cualquier reto, sea personal o profesional, la constancia es lo más importante para lograrlo.

Toda meta se afronta con ilusión, ganas, convicción y plenitud de energía, pero llega un momento que las cosas se tuercen un poco (o un mucho) y es donde tiene que entrar la constancia.

Estas 10 letras encierran mucho poder. Implican esfuerzo, sacrificio, seguir adelante, no rendirse, vencer la pereza, no perder de vista el objetivo, saber lo que se quiere, superar los malos momentos, afrontar los pensamientos negativos, huir de los derrotistas… Encontrar mil razones para rendirse es infinitamente más fácil que encontrar una sola para continuar, pero ahí está nuestra amiga la constancia para poder con todo y alcanzar nuestra meta.

Por ejemplo, cuando te planteas correr una Maratón lo duro no son los 42.195 metros de la carrera sino la constancia que tienes que tener para llegar a estar preparado para tomar la salida. Un sin fin de días de entrenamiento, haga frío o calor, llueva o hiele, te apetezca o no, hayas tenido un día perro en la oficina o estés pleno. Todo da igual. Te toca entrenar. Te calzas las zapatillas y a sufrir. Te convences que tienes una meta que cruzar y que debes ser constante.

Al emprender es lo mismo. Cada día te enfrentas a multitud de situaciones que pueden hacer que te rindas, pero sacas la constancia (acompañada de creatividad) para conseguir clientes, mejorar tu producto o servicio y luchar en la jungla del mercado.

En el amor idem, sea para conseguir pareja o para mantenerla, para educar a los hijos, para terminar los estudios, para tener amigos, para vivir en familia… hasta para estar de fiesta.

¿Necesitas alguna razón más para grabarte esa palabra?

Sé constante en la vida y logra todo lo que te propongas

Pin It on Pinterest

Share This