Una nueva criatura

Una nueva criatura

Cuando vas a tener un hijo siempre te asalta la duda de si vas a ser capaz de quererlo tanto como al anterior. Pero en el momento que lo tienes en los brazos te das cuenta de que el amor no se divide sino que se multiplica.

Esta es la sensación que me asalta hoy. Aunque desde un punto de vista profesional, y sin querer ser tan osado de hacer comparaciones con los hijos, a los cuales se quiere infinitamente más que a cualquier negocio.

Pero volviendo a mi sensación. Llevamos cerca de 9 meses (¿casualidad?) para la apertura de un Busining en el centro de Madrid. Ha sido un tiempo de trabajo duro entre estudios y análisis de mercado, visitas de espacios disponibles, negociaciones, financiación, proyectos, obras, implantación… Y siempre con las mismas dudas: ¿será bueno?, ¿nos irá bien?, ¿le “querremos” tanto como a los otros?, ¿estaremos a la altura?, ¿le daremos lo que se merece?…

¡¡¡Y por fin ha llegado el día!!!

Escribo esto desde uno de los despachos, sentado cómodamente en uno de los puestos ejecutivos montados, con la Castellana a mis pies y las cuatro torres de fondo. Levanto la vista del teclado, miro al frente, respiro hondo… y me gusta la sensación. Mis dudas se han transformado en ilusión. Ya tenemos a la criatura entre los brazos y el amor, o mejor dicho, la pasión por este proyecto se ha multiplicado.

Simplemente puedo decir: “gracias equipo, por hacerlo realidad”. A Amaya, Esther, Rocío, Maca, Marta, Ángela, Nerea, Shalini, Jorge, Paloma, Julián, Rafa, Miguel, Jesús, Alfredo´s, Esco, Juan Pablo… Busining es bueno porque vosotros sois los mejores.

Y gracias a nuestros clientes por confiar en estos “chavales”. Cada día tratamos de ser mejores para vosotros.

¡¡¡Gracias a todos y bienvenidos a Busining Torre Europa!!!

 

P.D.: Espero que sus hermanos mayores de La Finca no se sientan celosos, pero el pequeño siempre es el que se lleva las últimas alabanzas.

Pin It on Pinterest

Share This