Apple: fidelidad vs low-cost

Mucho tiempo se ha estado especulando con el iPhone low-cost y su potencialidad en los mercados emergentes para que Apple recuperara cuota de mercado perdida frente a smartphones de gama baja de otras compañías. Y al final el iPhone 5C, a pesar del secreto a voces de la carcasa de “plástico” y el precio algo más económico que el 5S, también es de gama alta. Por tanto, Apple ha seguido fiel a su filosofía e imagen más allá de sumar cuota de mercado a costa de perder “consumi-fans”.

Es importante, casi vital, en cualquier negocio establecer una filosofía y, sin morir en ella porque todo puede cambiar en esta vida, serle fiel para reflejar una imagen propia y reconocible.

Cuando “te compran” debe ser por una necesidad, intrínseca o generada, y/o por deseo

Hay que tratar de hacer sentir al consumidor diferente a si comprara algo de la competencia. Sea por servicio, tecnología, tratamiento, colores, variedad… Por lo que sea, pero diferente. Y para ello debes trazar tu propio camino y hacerlo reconocible para que tú y tus clientes caminen por él.

Son muchos los negocios que empiezan y van pegando bandazos hasta que encuentran algo que les ayuda a subsistir o se ven abocados al cierre. Cambiar en el camino trazado no es malo, ya que hay que saber adaptarse al temido mercado, pero tener un recorrido zigzagueante, sin rumbo y a la espera de un golpe de suerte aquí o allá nos puede llevar a recibir un golpe, pero de muerte.

Debemos establecer desde el principio una filosofía, una imagen a transmitir, a quién queremos vender… Un camino que luego haremos autopista para correr más. Debemos realizar un análisis de qué queremos hacer, qué sabemos, a quién se lo queremos vender y cómo lo vamos a hacer todo. Si en este proceso de pensamiento, creatividad y realidad nos podemos encontrar perdidos en algún momento.

Sucede también muy habitualmente que teniéndolo todo claro nos pongamos a andar y sean factores externos los que nos obliguen a cambiar de rumbo para adaptarnos a nuevas situaciones. Pero siempre debemos hacerlo con cierta fidelidad a nuestra filosofía. Y si no es posible plegamos y a replantearse las cosas: producto, servicio, mercado, modelo de negocio, socios, colaboradores… Lo que sea, pero…

Siempre con ideas y constancia

@Oscar_busining

Pin It on Pinterest

Share This