Crece el número de centros de negocios: La alternativa a la oficina

Crece el número de centros de negocios: La alternativa a la oficina

El ahorro en los gastos fijos mensuales de una oficina, así como el de adquisición del espacio para trabajar, convierten a estos centros en lugares atractivos.

La crisis ha hecho que haya más ventajas en trabajar en un centro de negocios. Estos centros ofrecen servicio de recepción, espacios gestionados, despachos y salas equipadas, domicilio de sociedades, gestión de correspondencia, servicios de secretariado, gestión telefónica, e incluso servicios de catering u ofimática. “Somos el enlace entre la gran oferta y los requisitos de la demanda, porque ofrecemos soluciones en lugares donde no se pueden alquilar menos de mil metros cuadrados”, explica Eduardo Salsamendi, presidente de la Asociación de Centros de Negocios (ACN). “La principal ventaja de asentar la oficina en un centro de estas características radica en la ausencia de inversión, la inmediatez para empezar a trabajar y la flexibilidad. Por eso, nuestro mejor cliente es el que ha tenido una oficina y sabe el dinero y el tiempo que cuesta gestionarla”. De hecho, se estima que el ahorro inicial comparando el alquiler de una oficina tradicional con un espacio en uno de estos centros asciende al 84,7%. Entre los gastos fijos mensuales, el ahorro puede llegar al 76%, ya que no se incurre en gastos de secretaría, telecomunicaciones, seguridad, limpieza o mantenimiento.

La ACN calcula que existen cerca de 25.000 clientes en estos emplazamientos, entre los que figuran no solo pymes o emprendedores, sino también multinacionales y grandes corporaciones que optan por este tipo de oficinas como paso inicial a su implantación en el país o región.

Ahora, una fórmula que tiene mucho éxito es la oficina virtual, en la que el cliente radica la actividad de su empresa en el centro, pero no contrata ningún espacio físico de forma permanente, sino por horas. La oficina virtual tiene un precio de entre 30 y 60 euros al mes, cantidad que varía según si incluye atención telefónica, franquicia por horas o salas, en cuyo caso asciende a unos 120 euros mensuales de media.

La mayoría de los centros de negocios son explotadores como gestor y no propietarios del inmueble en el que se encuentran. Las zonas premium, como son el eje del Paseo de Castellana en Madrid, o la Gran Vía y el Paseo de Gracia de Barcelona, son los lugares tradicionales para la implantación de estas oficinas, pero también crece la demanda en la periferia de las grandes ciudades. Según el primer informe del sector elaborado por la ACN, un 29% de los centros se ubica en Madrid y un 17% en Barcelona, mientras que el restante se reparte por todo el territorio nacional. “La tendencia es que la capital y la Ciudad Condal sigan creciendo”, apunta Salsamendi. Prueba de ello es el nuevo centro de negocios de Serrano 43, que tiene desde traductores hasta directores de márketing e incluso agencia de viajes.

Demanda

La media actual de espacio también va en aumento, situándose en la actualidad entre los 600 y 700 metros cuadrados. “Los nuevos centros son incluso mayores, alcanzando los mil metros cuadrados. Cuanto mayor es el centro, más rentable, ya que los gastos no crecen al mismo nivel que la capacidad de captación”. “Los centros medimos la superficie por puestos de trabajo y actualmente la capacidad más demandada oscila entre uno y tres puestos de trabajo”.

Aunque el 70% de los clientes de estos centros de negocios son compañías españolas, “las empresas europeas y americanas son las que se mantienen más tiempo y suben la media de permanencia. El sector predominante es el relacionado con las Tecnologías de la Información, seguido por los sectores de Servicios a Empresas y Comercio”, indican desde la empresa Lexington. Las empresas inmobiliarias y las relacionadas con el sector de la energía crece anualmente.

Artículo en Diario Expansión 13/12/13

Pin It on Pinterest

Share This