Opciones para tener una oficina al emprender

Opciones para tener una oficina al emprender

oficina emprender - busining

¿Dónde ubico mi oficina? ¿Dónde me reúno con mis clientes? ¿Con qué mensaje atiendo las llamadas comerciales?

Los primeros quebraderos de cabeza de los emprendedores se centran en crear su empresa, definir la actividad, ámbito de actuación, capital humano, trámites y papeleo… y elegir el espacio donde trabajarán o fijarán su sede.

Generalmente, quienes comienzan a fraguar una empresa, identifican su oficina con un espacio con conexión a internet y una mesa. Sin embargo, hoy en día hay muchas posibilidades para establecer tu lugar de trabajo en un entorno profesional:

Despachos privados en centro de negocios: es la opción más adecuada si buscas un espacio físico donde ubicar tu oficina, sin asumir los altos costes que supone la instalación y mantenimiento de una oficina propia, ya que se comparten zonas comunes como: recepción, zonas de relax, aseos, mantenimiento y limpieza… olvidándote de facturas de luz o de agua y disponiendo de absolutamente todo lo necesario para trabajar con la garantía de servicios de calidad.

Puestos en coworking: es una alternativa más económica que la de los despachos, ya que además de compartir los costes de mantenimiento e instalación, compartes el espacio de trabajo. Es una buena opción dado que existen variantes de contratación de esta modalidad de ‘oficina’ por si se hace uso de manera rutinaria o esporádica.  Normalmente, las instalaciones de estos espacios de trabajo están dotados de otros servicios al alcance de los profesionales como el uso de salas de reuniones o de formación, despachos privados, entre otros.

Oficina virtual: esta opción es la más demandada por profesionales o empresas que simplemente buscan domiciliar la empresa, servicio de telesecretariado y acceso esporádico a instalaciones… Sin renunciar a una dirección social o comercial de referencia que aporta valor a la imagen de la empresa.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This