Tipos de créditos

El capital económico es uno de los mayores obstáculos para los emprendedores. Una vez que se tiene clara la idea de negocio y ha sido  analizada detenidamente, el siguiente paso es obtener el crédito necesario para lanzarse al mundo empresarial.

Existen distintos créditos posibles a la hora de constituir un negocio, la elección de uno u otro dependerá del tipo de empresa que se quiera implantar.

– Microcrédito

Es un crédito muy pequeño que se conceden a personas con un reducido nivel de recursos económicos o a empresas pequeñas que desean iniciar su negocio.

– Crédito microempresa

El crédito microempresa es un préstamo orientado a todas aquellas personas que trabajan de manera independiente y necesitan financiar capital de trabajo e inversiones para el negocio.

– Crédito simple

Es un tipo de crédito que generalmente se otorga a empresas que se dedican al sector comercio, industria o servicios. Cuenta con un plazo de pago de unos 3 años aproximadamente. Este crédito está destinado a la compra de  activos fijos de una empresa o para aumentar la capacidad de producción del negocio.

– Crédito refaccionario

Este crédito está dirigido a empresas dedicadas al sector industria, para la adquisición de maquinaria y equipo necesario. Se otorga únicamente para adquirir bienes de activo fijo o bienes de capital.

– Crédito de habilitación y avío

Es un crédito a corto o medio plazo, condicionado a ser invertido únicamente en elementos indispensables  que contribuyan al fomento de la producción de la empresa.

– Crédito hipotecario

Dirigido a la adquisición de distintos bienes inmuebles para un negocio. La devolución dependerá de la cuantía que haya sido concedida y de la capacidad del hipotecado para saldar el crédito.

– Crédito comercial

Este tipo de crédito se otorga a diferentes empresas de distintos tamaños para la adquisición de bienes, el pago de servicio de la empresa o incluso para refinanciar deudas existentes con otras instituciones o proveedores.

Pin It on Pinterest

Share This