La responsabilidad en el puesto de trabajo

Cuando un empleado se enfrenta por primera vez a su puesto de trabajo, le acompañan multitud de sensaciones: entusiasmo, ilusión, miedo, éstas vienen por la inseguridad que posee el empleado en ese momento de si será capaz o no de hacer frente a las distintas tareas y funciones que se les pueda pedir. Las cuáles se irán desvaneciendo durante los primeros días.

Todo trabajador tiene una serie de responsabilidades mínimas que debe cumplir en su puesto de trabajo de cara a integración en la empresa, su eficiencia y su motivación personal:

– Puntualidad

Es la principal responsabilidad que tiene todo trabajador. Cualquier empleado deberá ser puntual durante su jornada ya que dará una muy  buena impresión a su jefe, y porque cada empleado tiene un horario de entrada y de salida que debe cumplir. Junto a la puntualidad va unida otra responsabilidad, la asistencia.

No se debe faltar al trabajo excepto en casos justificados, como imprevistos o enfermedad que deberán ser comunicados, ya que la no asistencia  repercute de forma negativa en la empresa.

– Trabajar

Cada empleado deberá realizar su trabajo de la mejor manera posible. En determinados casos en que éste no sepa desempeñar una tarea concreta, deberá comunicarlo a su jefe o compañero sin ningún tipo de vergüenza para que le puedan ayudar a resolverlo. No hay que olvidar que un error siempre será peor que 100 preguntas.

– Elaborar un plan de trabajo

Realizar un plan de trabajo es una acción primordial que se deberá llevar a cabo para la correcta y mejora gestión del tiempo. De esta forma se llevará un control de cada tarea que hay que entregar en el plazo determinado.

– Orden

Tener todo bien organizado en tu puesto de trabajo es fundamental no solo para ahorrar tiempo sino también para dar una buena impresión. El cual repercutirá en un mayor rendimiento y motivación

– Iniciativa propia y participación

Un empleado no tiene que estar todo el tiempo preguntando qué es lo que tiene que hacer en cada momento, deberá tener iniciativa para enfrentarse a decisiones por sí solo y participar ante cuestiones que sugiera la empresa.

Es por ello por lo que la responsabilidad es un valor específico del ser humano para poder alcanzar el éxito.

 

Pin It on Pinterest

Share This