¡El puesto es tuyo!

Tener un empleo a día de hoy es uno de los mayores tesoros que cualquier ciudadano puede poseer. Aquellas personas desempleadas son conscientes de esta realidad, y esperan con ansia que su teléfono móvil suene para concertar una posible entrevista de trabajo, la cual le abrirá las puertas hacia el mercado laboral.

Si miramos hacia el pasado, tan solo bastaba con tener un buen currículum, y algo de experiencia para poder optar al puesto vacante que ofrecía la empresa. En la actualidad la trayectoria y la experiencia no son suficientes, ya que existen muchos candidatos para un mismo puesto, la diferenciación es una característica fundamental. Es aquí donde surge la gran pregunta ¿Qué tengo que hacer para conseguir el puesto de trabajo?

Hacerle ver al entrevistador que tú y  solo tú, eres la persona adecuada para optar al puesto y seguir una serie de consejos que a continuación te proponemos.

Conocer la empresa

Aunque parezca una tontería  existen muchas personas que acuden a una entrevista de trabajo y ni siquiera saben a qué se dedica la empresa. La labor de cualquier entrevistado es la de informarse previamente sobre la empresa, no solo porque causará una buena impresión sino porque tenemos que conocer el que podrá ser nuestro lugar de trabajo en un futuro.

Dar lo mejor de nosotros mismos

El postulante al puesto dispone de un periodo muy breve, en ese tiempo deberá demostrar que es el candidato idóneo.Por lo que deberá poner toda la carne en el asador y no dejarse nada en el tintero, ya que solo dispone de esa oportunidad para convencer al entrevistador. Hay que exprimir al máximo las capacidades, habilidades y virtudes de cada uno.

Tranquilidad, naturalidad y seguridad

Cualidades claves en todo proceso.

Mostrar interés después de la entrevista

Una vez finalizada, se debe reflejar que estamos muy ilusionados y con muchas ganas de empezar a trabajar.

Jamás se debe llegar tarde a una entrevista, vestir de forma inapropiada, hablar mal de compañeros, jefes… No hay que olvidar que la primera impresión lo es todo y puede ser la causante de la que te concedan el puesto que tanto deseas o te descarten de él.

Pin It on Pinterest

Share This