Cuando tú eres tu empresa

Cuando tú eres tu empresa

Habitualmente cuando hablamos de profesionales autónomos, pensamos en alguien que se ha aventurado en ‘soledad’ a llevar a cabo una actividad empresarial.

Una de las mayores dificultades que entrañan es disponer de una infraestructura de empresa dada la aparente inversión que supone. Por eso muchos de estos profesionales no consiguen crear una línea divisoria entre la vida laboral de la personal, como por ejemplo, con el uso indiscriminado del teléfono móvil. Pero actualmente existen muchas soluciones económicas para favorecer el desarrollo de la actividad de distintos perfiles profesionales.

Y una de las tareas pendientes consiste precisamente en separar el ámbito profesional del personal. El primer paso sería contratar una línea de teléfono exclusiva para tu negocio, y si está atendida por un equipo profesional, mejor. De esta manera no verás interrumpidas tus reuniones ni perderás esas llamadas que pueden hacer cambiar tu suerte.

Siempre hemos defendido que la imagen comercial que proyecta tu empresa es una gran fortaleza, ya que, a no ser que hayas descubierto la fórmula de la Coca-Cola, muy cerca de ti puede haber alguien haciéndote la competencia.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This