Dimensión social de las empresas

Dimensión social de las empresas

En los últimos años ha ido cobrando importancia el aspecto solidario de las empresas, ya que éstas difunden sus prácticas de responsabilidad social corporativa. Existen dos corrientes a propósito de la RSC: la financiera que considera que los objetivos sociales y económicos son incompatible, y por otro lado una corriente que asegura que los comportamientos socialmente responsables provocan aspectos positivos en las empresas.

Sin embargo, parece que la segunda tiene bastantes adeptos a día de hoy. Cuando hablamos de RSC nos vienen a la cabeza acciones promovidas por grandes compañías, ya que son éstas las que disponen de un departamento específico de responsabilidad social empresarial con un interesante presupuesto, mientras que en las pequeñas empresas estas prácticas se impulsan desde el departamento financiero, el director o algún empleado proactivo. Teniendo en cuenta que las PYME representan una gran porción de la tarta del tejido empresarial español, cualquier acción por lograr una sociedad mejor, por pequeños aportes que sean, suma.

Y cuando hablamos de aporte, no nos referimos a lo inmediatamente económico, sino que hay muchas maneras de colaborar en causas solidarias:

  • Difusión de acciones solidarias: utilizar las vías de comunicación de las que disponen las empresas para sensibilizar y dar a conocer causas y acciones.
  • Participar aprovechando los recursos de los que dispone la compañía, como por ejemplo: colocar en las instalaciones puntos de reciclaje de material con fines solidarios.
  • Promover entre los empleados la colaboración mediante aportes económicos o el compromiso con alguna ONG en concreto.
  • Comunicar al exterior las acciones de RSC genera una repercusión solidaria para que otras empresas se animen a colaborar en causas sociales, de infancia, o medio ambiente.

Pin It on Pinterest

Share This