Gastos fijos más económicos

Gastos fijos más económicos

Al poner en marcha una empresa, además de la ilusión imperante, aparecen números números y más números: gastos fijos, gastos variables, gastos de flujo…

Unos referidos a la constitución de la empresa, que son inevitables y nunca tienen descuento.

También hay que contar con otros variables, que aunque puedan estimarse, hay que ir afrontándolos en el día a día.

Uno de los gastos fijos más común es el de oficinas o instalaciones de las compañías.

Los emprendedores que se aventuran en una iniciativa empresarial quieren ser como las grandes, tener su sede, disponer de espacios de trabajo y rodearse de otros profesionales en entornos prime. Y esto ahora es posible gracias a las soluciones que existen para empresas y emprendedores,  y  ahorrar en los gastos fijos:

  1. Busca una ubicación representativa para que tu actividad se vea beneficiada
  2. Contrata una oficina virtual: domicilia tu sociedad para que tengas un lugar de referencia.
  3. Si estás de aquí para allá visitando clientes, buscando proveedores y no puedes atender todas las llamadas, el servicio de telesecretariado te ayuda a optimizar tu tiempo.
  4. Si aún no tienes una rutina establecida, paga sólo por el uso que hagas de oficinas: muchas empresas de gestión de espacios de trabajo, ofrecen promociones y descuentos al contratar X horas de salas de reuniones o de despachos.
  5. Si ya quieres tener tu propia oficina pero no puedes hacer grandes inversiones, en los centros de negocios está la solución para compartir gastos sin renunciar a la privacidad de un despacho.

Pin It on Pinterest

Share This