Tarjeta de visita, más que información de contacto

Tarjeta de visita, más que información de contacto

Hoy en día parece que entregar una tarjeta de visita está demodé. Pero sigue siendo un elemento valorado, ya que recoge información de la empresa a la que corresponda el cargo y nombre que conste. En ellas es común encontrar datos como: mail, teléfono, dirección… y el logotipo o imagen corporativa. Bien, quien recibe esta tarjeta de visita, además de esta información, recibe otra en función a cómo se presenten esos datos:

  • una cuenta de mail con un dominioo exclusivo de la empresa.
  • un número de teléfono fijo. Disponer de un teléfono geográfico aporta una garantía de que va a haber alguien detrás del mismo, con un horario marcado, ya que el móvil si se puede atender bien, pero si estoy ocupado o en una reunión… ya veremos si te devuelven la llamada. Y hoy por hoy, perder la oportunidad de una llamada del que puede convertirse en tu cliente… es imperdonable. Además, los emprendedores, llevan continuamente su empresa consigo, siempre la tienen presente, por lo que disponer de un servicio de telesecretariado les permite evadirse de su actividad profesional con la tranquilidad de que ésta va a estar perfectamente atendida.
  • una dirección física. Ésta si se trata de una ubicación conocida, con prestigio, mejor. Porque si tu empresa está domiciliada en tu casa… mejor no incluirla.

 

Pin It on Pinterest

Share This