Trabajar en oficina, también tiene riesgos laborales

Trabajar en oficina, también tiene riesgos laborales

¿Cuántas horas estás diariamente en la oficina? Cuando hablamos de riesgos laborales no consideramos los que existen en una oficina, ya que son mínimos respecto a los que se producen en otros ámbitos. Y esto se debe a la vinculación de este término con ‘accidente’. Siempre y cuando se cuiden mínimamente los espacios de trabajo, existen pocas probabilidades de que ocurra un accidente, entendiendo éste como lesiones corporales inmediatas.

Sin embargo, el trabajo de oficina convive con el riesgo existente que afecta de manera más lenta, las enfermedades laborales. Estas son las más frecuentes:

  • Estrés y depresión: motivadas por alta carga de trabajo o presiones a las que está sometido el trabajador
  • Cargas físicas: el trabajo de oficina conlleva cierto sedentarismo que puede provocar afecciones musculares.
  • Carga visual: también estar muchas horas delante del ordenador provoca enfermedades como cefaleas o trastornos oculares.
  • Enfermedades respiratorias: el ambiente térmico de los espacios de trabajo puede desencadenar en un malestar del trabajador provocado por la temperatura, la humedad y los sistemas de aire acondicionado y calefacción.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This