La primera impresión de tu empresa

La primera impresión de tu empresa

‘Nunca se tiene una segunda oportunidad de dar una primera impresión’

 

Cuando ponemos en marcha una empresa, un nuevo proyecto, como es lógico, nos centramos prácticamente al 100% en la actividad en sí. Sin embargo, hay otros condicionantes que pueden abrir puertas a tu negocio

Muchos emprendedores trabajan, de hecho, en su casa, en la mesa del comedor o en un espacio de coworking con el objetivo de abaratar los gastos fijos. Pero no está de más hacer pequeñas inversiones que pueden aportar un gran valor a tu empresa, creando buena impresión:

  • Domiciliación de sociedades: este serivicio te permite hacer uso de una dirección de referencia para los negocios, por lo que a la hora de entregar por ejemplo una tarjeta de contacto, el receptor percibirá calidad de estructura a nivel empresarial.
  • Despacho por horas: si necesitas atender a un potencial cliente la mejor manera de hacerlo es un entorno profesional que muestre seriedad.
  • Salas de reuniones: alquilar estos espacios de trabajo de manera puntual en una ubicación prime que facilite el acceso a la reunión, en unas instalaciones modernas y totalmente equipadas, con acceso a servicios empresariales complementarios, puede garantizar el éxito de la convocatoria.

Pin It on Pinterest

Share This