El coworking crea comunidad

El coworking crea comunidad

Estamos hartos de insistir en que es casi imposible separar vida personal y profesional. Y el argumento es muy sencillo: somos personas que pasamos gran parte de nuestro tiempo ocupado en tareas relacionadas con el ámbito laboral. Y cuando hablamos de emprendedores es una afirmación apenas mencionable.

Es sabido que la vida del emprendedor, en el aspecto profesional, en ocasiones es muy solitaria, y muchos de estos innovadores huyen de esa soledad buscando un entorno en el que compartir emociones y ambiciones. Por ello buscan un espacio de coworking, que además de todas las ventajas que aportan en materia económica por todos conocidas, son espacios en los que se crea comunidad: 

  • Espacio de trabajo inspirador con personas apasionadas
  • Compartir habilidades, necesidades, emociones…
  • Crear sinergias entre coworkers para hacer crecer los negocios
  • Convocatorias de eventos diseñados para dar impulso a las empresas
  • Organización de formaciones o encuentros profesionales

‘Sólo el grupo humano es autosuficiente’ Aristóteles

Se crean comunidades de personas, porque eso es lo que somos, y las personas necesitan vivir en comunidad. Parafraseando al filósofo griego: la vida indivudual no es autosuficiente. El hombre necesita de otros para conseguir la felicidad plena. Busca en otros el complemento para lograr los objetivos.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This