Los formatos de reuniones más habituales

Los formatos de reuniones más habituales

‘¿Nos reunimos?’ ‘Vamos a cerrar una reunión para ver estos temas’. ‘¿Cuándo podemos sentarnos?’ Estas expresiones seguramente nos resulten más que familiares.  Pero tenemos que tener cuidado con el formato en que definimos estos encuentros profesionales, ya que en muchas ocasiones las reuniones pueden convertirse en ‘ladrones de tiempo’. Factores como el número de interlocutores,  orden del día  y  la finalidad en sí deben primar para decidir la convocatoria.

  • Reunión ejecutiva: la clásica reunión donde los asistentes se colocan alrededor de una mesa. Los asistentes suelen formar parte de un mismo equipo de trabajo. Estos encuentros son los más cotidianos, por lo que no deben extenderse más de 20 minutos. La disposición de la sala es con un montaje en imperial o en forma de U.
  • Entrevistas de trabajo: Suelen realizarse en las salas de reuniones con un formato tradicional donde intervienen un máximo de tres personas más el aspirante al puesto ofrecido.
  • Desayuno de trabajo: suelen durar aproximadamente unas dos horas. Con un formato similar al anterior, se ofrece un café a los asistentes. Como en cada caso, una o dos personas deben dirigir el encuentro donde se convoca hasta a 15 ó 20 personas. El perfil de los invitados pueden ser profesionales de una empresa, clientes o miembros de otras empresas de un sector determinado.
  • Desayuno de prensa: formato idéntico al anterior, donde el ponente o director de la reunión se ubica en la cabecera junto a algunos miembros de su equipo y el resto de asistentes son representantes de los medios de comunicación.
  • Rueda de prensa: los participantes son los mismos que los descritos en el formato anterior pero la diferencia reside en la disposición del espacio, ya que en esta ocasión se realiza un montaje en teatro o en escuela orientado hacia el ponente.

Pin It on Pinterest

Share This