La escucha en las reuniones

La escucha en las reuniones

Siempre hablamos de cómo tenemos que preparar una reunión, pero lo solemos hacer desde la perspectiva de la exposición y de quien convoca. Sin embargo, en todo equipo de trabajo, la involucración de los asistentes en las reuniones es de vital importancia para conseguir que éstas sean efectivas. En este sentido, vamos a destacar la perspectiva de la escucha y para ello destacamos la actitud que debemos adoptar desde este punto de vista:

  • Agenda del día: esto no sólo es responsabilidad del convocante, sino que todos los participantes de la reunión deben conocerlo y saber los puntos a tratar. Además, es conveniente describir previamente los aspectos que desde esta perspectiva se desean tratar.
  • Focalizar la atención en el discurso de cada ponente para conseguir dar respuesta a esos puntos que consideramos necesarios desgranar.
  • Tomar apuntes: si se hace sobre la plantilla que hemos preparado para la reunión, mejor. Si vamos encontrando respuesta a cada duda o tema que nos hemos planteado, la reunión por nuestra parte será productiva.
  • Hacer balance tras la exposición: una vez finalizada la reunión es conveniente hacer una puesta en común, de forma resumida, y compartirlo con el resto de participantes para concretar.
  • Elaborar nuestro propio sumario para aplicar la información obtenida de la mejor manera en el desarrollo de las funciones que nos competan.

 

 

Pin It on Pinterest

Share This