Larga vida al coworking: ¿Por qué tiene éxito este paradigma laboral?

Larga vida al coworking: ¿Por qué tiene éxito este paradigma laboral?

El coworking crece día a día y cada vez genera más adeptos. Esto es, debido a la flexibilidad y a la ausencia de compromisos a largo plazo. El deseo de colaborar y el concepto de comunidad, son los motores que hacen que los profesionales escojan esta modalidad de trabajo, ya que, siempre hay cosas que aprender, proyectos en los que participar, y contactos profesionales por crear. Además de las ventajas conocidas que ofrece:

  • Reducción de costes.
  • Mejora de la imagen corporativa.
  • Aprendizaje a través de talleres y cursos.
  • Separar la vida laboral de la personal.

Generalmente, son espacios abiertos y llenos de luz para crear un entorno agradable, donde los coworkers intercambian su conocimiento y la forma de ver el mundo.  Muchos proyectos, surgen de este tipo de sinergias que nacen del trabajo colaborativo en estos espacios de trabajo. Esta visión global, hace que se despierte el interés de más profesionales, quedando reflejado en el número de asistentes que suele acudir a los eventos relacionados con la comunidad.

Emergent Research, ha pronosticado que el número de espacios de coworking en todo el mundo aumentará a 26.000 en 2020 desde los 11.000  de este año. En ese mismo tiempo, se espera que los  coworkers se cuadripliquen llegando a los 3,8 millones de miembros desde los 976.000 en la actualidad.

Siendo en el próximo 2020, la mitad de los trabajadores autónomos y trabajadores independientes los que tendrán la necesidad de compartir espacio. También, las empresas más “tradicionales” comienzan a tener presencia en espacios coworking  en su esfuerzo por atraer y retener el talento, ofreciendo a sus empleados la posibilidad de trabajar en un entorno colaborativo.

La filosofía del trabajo colaborativo, la sostenibilidad y la accesibilidad de esta modalidad laboral, ha hecho que nuestro concepto de “ir a la oficina” haya evolucionado hasta límites insospechados,puesto que, el coworking no es solo una forma de compartir el entorno, implica, la creación de una red colaborativa entre sus miembros haciendo que se formulen nuevas ideas, aprendizaje  y proyectos.

Pin It on Pinterest

Share This