10 claves para saber cuándo hacer un cambio en domiciliación de empresa

10 claves para saber cuándo hacer un cambio en domiciliación de empresa

¿Deberías cambiar la sede de tu empresa? Te explicamos cuándo hacer y qué opciones alternativas existen. El cambio en domiciliación de empresa suele responder a criterios estratégicos y corporativos. Por eso, la sede de una empresa puede tener un impacto sobre los resultados y es muy necesario planificar y estudiar su ubicación.

La domiciliación de una empresa consiste en asociar la empresa a una dirección postal para poder recibir ahí notificaciones por carta o tomarla como referencia para ciertos trámites.

Lo que suele ocurrir es que cuando uno empieza su andadura como emprendedor domicilia su nueva empresa en su casa ya que, normalmente, no se dispone de oficina o sede principal. Sin embargo, con el tiempo, se da cuenta de que esto puede ser contraproducente y necesita hacer un cambio en la domiciliación.  

10 motivos para hacer un cambio en domiciliación de empresa

 

Este es el caso más habitual pero existen otros motivos para hacer un cambio en domiciliación de la empresa:

1. Los clientes potenciales están en otro lugar

Si tus clientes principales están en otra zona de la ciudad y hay una relación fuerte  que implica visitas y reuniones frecuentes, tal vez es el momento de repensar la ubicación para estrechar los lazos.

2. Pierdes mucho tiempo para llegar a la oficina.

Perder más de dos horas al día en desplazamientos desde tu hogar hacia al trabajo afecta directamente a la productividad de la empresa. Por tanto, no lo dudes: ¡múdate!

3. Has domiciliado la empresa en tu vivienda

Aunque trabajes desde casa, quizás quieras mantener tu privacidad y no compartir tu dirección en cada factura de la empresa. La opción de domiciliar tu negocio en una oficina virtual es ideal para estos casos.

4. No hay transporte público en los alrededores

Si la empresa es poco accesible, está ubicada en zonas alejadas o con pocas opciones de transporte será más complicado el acercamiento de los trabajadores y clientes hacia el emplazamiento.

5. La localización no coincide con la imagen que quiere proyectar tu sociedad

La localización de tu empresa también cuenta cuando se construye una identidad. ¿Qué pueden pensar tus clientes si vas en contra de los ideales de tu empresa o si está ubicada en un domicilio personal? Utiliza una sala de reuniones para quedar con tus clientes.

6. No hay apoyo de organismos públicos

Como empresario, necesitas estar atento a las condiciones que ofrece el municipio o ciudad. Tener disponible una buena oferta de licitaciones, programas de apoyo, condiciones de crédito y exención de impuestos es un factor a tener en cuenta para hacer crecer tu negocio.

7. Tu público objetivo no frecuenta los alrededores

Si trabajas con ventas presenciales es un factor imprescindible: tienes que estar bien posicionado para que te vean y te encuentren.

8. No creces por falta de espacio

Si la demanda de trabajo ha aumentado y necesitas contratar más empleados, pero no tienes más espacio para albergarlos en la oficina, es el momento de mudarte. Recuerda que empleados que se sienten bien, pueden incrementar la productividad de tu empresa.

9. No hay cómo competir

Si tu ubicación no te permite competir con otras sociedades, vale la pena invertir en un estudio de mercado que te ayude a decidir la mejor opción para tu negocio.

10. La oficina no cuenta con espacios comunes

Estas zonas son perfectas para que los empleados puedan trabajar en equipo o descansar. Esto afecta a la productividad de la empresa, el equipo no dispone de un lugar para trabajar en equipo y atender a clientes y proveedores.

¿Dónde ubicar tu empresa?

 

Una vez que has decidido hacer el cambio en domiciliación de tu empresa, tienes que pensar en dónde vas a establecer tu compañía, ya que es obligatorio que esté asociada a una dirección. Una opción muy interesante y ventajosa son los centros de negocios, que te permiten utilizarlos como sede de tu empresa sin que necesariamente trabajes allí.

¿En qué consiste este servicio? En Busining te ofrecemos la oportunidad de elegir una ubicación de primer nivel para tu empresa y que uno de nuestros cinco centros de negocios de Madrid se convierta en tu oficina virtual.

De este modo, sin invertir una gran suma de dinero, tendrás la oportunidad de establecer tu compañía en una dirección de renombre dentro de Madrid, proyectar una imagen profesional y tener tu negocio siempre bien atendido.  

 

Pin It on Pinterest

Share This