Destapa los mitos de un business center ¡10 razones para escogerlos!

Destapa los mitos de un business center ¡10 razones para escogerlos!

Desmontamos las historias falsas que se escuchan sobre los centros de negocios y las convertimos en razones de peso para trabajar en uno de ellos. El mundo de los business centers está rodeado de algunos mitos, al igual que otras tantas cosas. Y como es habitual, muchas de estas presunciones no tienen nada que ver con la realidad. Por eso, en Busining nos hemos propuesto destapar los mitos de un business center, convertir esas falsas leyendas en razones para trabajar a un centro de negocios.

El crecimiento de los espacios de trabajo o de coworking es proporcional al aumento de mitos. Cuantos más hay, más historias se escuchan sobre ellos. Sobre todo en lugares donde es un concepto todavía bastante novedoso: es muy caro, es imposible concentrarte, solo tienes un pequeño hueco en una mesa para ti… ¡Falso!

Los coworking o los centros de negocios son lugares que, de por sí, están pensados para ser flexibles y ofrecer soluciones a todo tipo de profesionales y adaptarse a sus necesidades concretas.  

Descubre 10 razones para trabajar en un business center a partir de falsos mitos:

 

Pagas solo por lo que necesitas

Uno de los mitos de un business center es pensar que las tarifas de los centros de negocios son inamovibles y que, al final, acabas pagando por cosas que no necesitas. No es verdad, lo habitual es que elijas entre diferentes opciones a las que puedes añadir servicios adicionales. De este modo, es posible configurar el plan que más te interesa. En Busining, además, si no encuentras lo que buscas lo estudiamos para adaptarnos a ti.

Quédate el tiempo que necesites

No es verdad que los coworkings sean sólo para estancias cortas; al contrario, es el lugar perfecto para ponerse cómodo y dejar que pase el tiempo a gusto. Quédate tanto como necesites y disfruta de las ventajas de trabajar en una oficina en la que no tienes que preocuparte del mantenimiento o la gestión. En Busining tenemos clientes grandes, medianos y pequeños que llevan con nosotros ¡cinco años! Otros permanecen períodos más cortos, por necesidades puntuales o picos de trabajo, pero la mayor parte son clientes de larga duración.  

Los despachos son para todos

Por la ubicación y calidad de los servicios de Busining, el 80% de nuestros clientes de oficinas y despachos son multinacionales o grandes empresas que buscan representatividad, eficiencia en costes y centrarse únicamente en su trabajo (ya que del resto nos encargamos nosotros). Entre otros muchos perfiles, con nosotros crean oficinas de representación, equipos comerciales o ejecutivos desplazados. Es decir, en un business centers encontrarás profesionales de todo tipo y procedencia variada.

La calidad de Internet es de primera

Al pensar en un centro de negocios, muchas personas imaginan los problemas que debe generar compartir Internet con muchas personas en un espacio tan amplio: lentitud, falta de cobertura en ciertas zonas… ¡Falso! Sabemos que hoy en día todo el mundo utiliza Internet para trabajar, ¿cómo no vamos a contar con el mejor sistema de conexión? Todos los centros de Busining tienen acceso a internet por líneas de fibra óptica simétrica además de red WiFi.

Los business centers no son caros

Pensar que un centro de negocios tiene un coste elevado es, probablemente, una de las afirmaciones más erróneas; sobre todo, si te paras a compararlo con el coste de una oficina tradicional donde hay unos gastos fijos de los que no te puedes deshacer.

En los business center el ahorro en inversión y en costes globales es importante. Para empezar, la inversión inicial es cero y cuando entras a trabajar tienes todo dispuesto y preparado. En cuanto a los costes mensuales, pagas un única tarifa de despacho que incluye los muebles, la conexión a internet, un número de teléfono exclusivo, atención personalizada, teléfonos y extensiones, recepcionistas, secretarias, salas de reuniones totalmente equipadas, gastos de comunidad, seguridad, mantenimiento, electricidad, limpieza diaria… En una oficina tradicional tienes que sumar todo esto por separado, tener recursos ociosos y además encárgate tú de todo.

No hay costes ocultos

Los business centers están pensados para ofrecer facilidades a sus usuarios. Por eso, todas las tarifas son públicas, hay servicios de todo incluido y cuando un cliente va a incurrir en un gasto adicional siempre se le informa previamente para que dé su visto bueno.

Configura tu propio horario

En los coworkings no estás sujeto al horario de apertura del espacio al contrario de lo que muchas veces se piensa. Tendrás acceso al despacho las 24 horas los 365 días del año, porque entendemos que cada uno es libre de configurar su propia jornada laboral como mejor le convenga. Eso sí, la recepción sí tiene un horario de atención al público “normal” (en el caso de Busining es de lunes a viernes de 8 a 20 horas).

El espacio es flexible

Esta es una de las grandes ventajas de trabajar en un business center y muchas personas la desconocen: el espacio es flexible. Es decir, puedes crecer o decrecer cuando lo necesites y alquilar más o menos metros. En el caso de Busining, tenemos clientes que han empezado por un despacho de 12 metros cuadrados y ya tienen más de 200. Y viceversa. Además ofrecemos la posibilidad de comunicar despachos con puertas internas o crear espacios diáfanos para equipos de trabajo.

El coste por trabajador es muy reducido

Los centros de negocios ofrecen muchas ventajas frente a la oficina tradicional, tanto en costes como en servicios. Esto es igualmente extensible al cálculo que realices por trabajador. De hecho nuestra flexibilidad te facilita el contratar más o menos gente cuando lo necesites o espacios adicionales para proyectos puntuales.

Tu identidad de marca permanece intacta

El concepto del business center cada vez es más reconocido y valorado en en España. No sólo ayudamos a construir marcas fuertes sino que las potenciamos con nuestras exclusivas ubicaciones y servicios personalizados. Con nosotros las empresas tienen acceso a localizaciones que por ellas mismas no les sería posible, sea por costes o por las características de las instalaciones. Por ejemplo, los espacios mínimos alquilables a los promotores en el Parque Empresarial “La Finca” o en Torre Europa son de 400 metros cuadrados, mientras que nosotros ofrecemos espacios desde 12 metros cuadrados, dando acceso a ello, con todos los servicios incluidos, a gente que trabaja sola. O a través de nuestro servicio de domiciliación de sociedades puedes tener tu empresa domiciliada y con atención de recepción en cualquiera de estas dos exclusivas ubicaciones, y tú mientras puedes trabajar en tu casa u otro lugar más accesible. ¿A que esto potencia la imagen de tu negocio?

Con estas 10 razones, esperamos haber esclarecido los mitos de un business center, ¿qué piensas ahora?

 

Pin It on Pinterest

Share This