Espacios de trabajo compartido: ¡conoce todo lo que te pueden aportar!

Espacios de trabajo compartido: ¡conoce todo lo que te pueden aportar!

 Inspiración, motivación, aprendizajes… los espacios de trabajo compartido son mucho más que oficinas. Te contamos todo lo que te pueden aportar a nivel personal y profesional.

Los espacios de trabajo compartido son mucho más que una oficina a la que ir a trabajar; son, por encima de todo, una fuente de inspiración, de recursos y una forma ideal de dar visibilidad a tu negocio. Es por esto por que lo que cada vez más pequeñas empresas optan por hacerse con un hueco en una oficina compartida.

El ambiente que se crea las oficinas de trabajo compartido tiene algo especial que en pocos lugares se encuentra: es una mezcla muy particular de ilusión, emprendimiento, sueños por cumplir, alianzas perfectas y mucha inspiración. La aportación ya no es solo a nivel profesional, sino también personal.

Estos espacios son perfectos para autónomos, emprendedores o pequeñas empresas que buscan un lugar de trabajo para su (todavía) pequeño equipo.

Si quieres descubrir todo lo que te pueden aportar, sigue leyendo.

Motivación a raudales

El nivel de motivación, ganas, fuerza… de los espacios de trabajo compartido es verdaderamente elevado y contagioso. Se perciben esa ganas de trabajar, superarse y alcanzar los objetivos de cada uno. Esta sensación es muchas veces un motor secundario que te impulsa a seguir trabajando día a día.

Espacio de trabajo compartido y fuente de ideas a la vez

Las ideas y la creatividad fluyen en los espacios de trabajo compartidos. El resultado de la interacción con otros compañeros, tomando un simple café, puede ser impredecible.  Además, el ambiente favorece el intercambio de conocimientos y la diversidad de perfiles resulta muy interesante a la hora de aproximarse a nuevas áreas de conocimiento.

Networking como forma de vida

El networking es una de las ventajas intrínsecas de cualquier espacio de trabajo compartido. Gracias a esto, podrás aumentar tu red de contactos y ampliar tu cartera de clientes o de proveedores.

El aprendizaje a la orden del día

El habitual que en estos espacios se apueste por la formación y el aprendizaje a través de talleres, cursos, charlas… Es una buena forma de ampliar conocimientos y compartir un rato con los compañeros con los que compartes oficina.

Descargar guía de emprendedores

Obtén visibilidad trabajando en un espacio de trabajo compartido

Si la gente no te conoce, es como si no existieras. Un espacio de trabajo compartido te dará visibilidad y te permitirá, a su vez, dar una imagen más profesional a tus clientes. Utiliza tu nueva red de contactos e impulsa tu negocio.

Di adiós a los bloqueos creativos

Es imposible quedarse sin ideas en un coworking donde la creatividad fluye en cada rincón. Siempre tendrás a alguien cerca que pueda iluminarte con una simple charla mientras tomáis un café. Utiliza a tus compañeros para buscar nuevos enfoques, soluciones o ideas que te ayuden a vencer esos bloqueos.

Encuentra una segunda familia

Los compañeros con los que compartes oficina acaban siendo uno más del equipo e, incluso, un miembro de la familia. La amistad, el compañerismo y el buen ambiente de trabajo es uno de los tesoros de un espacio compartido.

¿Ya te ves trabajando en una oficina compartida? No lo dudes: busca tu espacio de trabajo y descubre todas sus ventajas. Cada vez más empresas o emprendedores apuestan por este modelo que trae un sinfín de beneficios, tanto personales como profesionales.

Aquí te hemos contado solo algunos de los aspectos que te pueden beneficiar en un espacio de trabajo compartido. Sin embargo, cada persona es diferente y lo mejor es que lo compruebes por ti mismo.

Pin It on Pinterest

Share This