Madrid, líder en la creación de empresas

El número de empresas creadas en nuestro país durante el año 2013 con respecto al año anterior, ha sufrido un aumento considerable en el que se ha pasado de 78.853 nuevas empresas a 86.144 según datos oficiales del BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil)

Las sociedades más dinámicas que han contribuido al aumento en la creación de empresas, han sido las relacionadas con el sector comercial. En concreto el comercio al por mayor no especializado, donde se han fundado 14.466 sociedades, lo que supone un incremento de casi un 40% respecto a 2012.

Pero no ha sido el único sector que ha ayudado al crecimiento empresarial, ya que la promoción inmobiliaria ha registrado 4.638 empresas nuevas. Además, la restauración y las actividades relacionadas con el turismo mostraron también importantes crecimientos. Es el caso de los servicios de comidas y bebidas en el que se ha pasado de 3.164 a 3.581 nuevas empresas, un 13.18% más y de los hoteles, con un incremento del 23,46%.

Madrid es la ciudad que lidera el ranking en cuanto a la creación de empresas, entre las distintas provincias. Se añadieron a la actividad 18.934 empresas nuevas lo que supone un aumento del 12,5%, seguida de Barcelona, donde nacieron 13.593 sociedades, un 14,37% más. Valencia 4.560 empresas con un aumento del 4,32%. En Alicante se constituyeron 4.450 empresas incrementándose un 6% y en Málaga se aumentó un 14,85% con 4.836 empresas nuevas.

A pesar de que algunas provincias han aumentado su crecimiento empresarial, otras en cambio han visto como la creación de empresas de un año a otro ha sufrido importantes descensos. Encabeza la lista Teruel con un descenso del 87%, seguido por Navarra (15%). También han experimentado descensos en cuanto a la constitución de empresas provincias como Cáceres, Castellón, Guadalajara, Pontevedra o Zamora, en torno a un 5% respecto a 2012.

En Madrid los emprendedores son seres Extraordinarios

Extraordinario, ria: Fuera del orden o regla natural o común (RAE)

En realidad lo que a mí me gustaría es que los emprendedores fuéramos ordinarios.

Ordinario, ria: Común, regular y que sucede habitualmente (RAE)

Entonces el emprendimiento surgiría en nuestro país como algo natural que sucede en el día a día. Como algo que crecería sin barreras ni infinitas burocracias que te aburren y desesperan. Algo que te activarían desde pequeño y para lo que prepararían tu mente y tus aptitudes. Algo que fluiría sin necesidad de leyes, campañas publicitarias ni sobredimensiones artificiales.

El emprendimiento lo llevamos en nuestro ADN. Las personas tenemos la “insana” costumbre de tratar de ser felices a través de la autorrealización, y gran parte de ello se consigue haciendo realidad nuestras ideas, sean pinturas rupestres, inventando la rueda, poniendo en marcha negocios, pintando, esculpiendo, haciendo fotos, escribiendo libros o blogs.

Tenemos que tener iniciativa y romper esas barreras artificiales y complejos impuestos. Tenemos que creer en nuestras ideas, aptitudes y sentido común para hacer realidad nuestros sueños.

Y si hoy vemos nuestros sueños inalcanzables pensemos en cómo hacerlos alcanzables o en cómo acercarnos nosotros más a ellos.

Pin It on Pinterest

Share This