El poder del crowdfunding

Vivimos en una sociedad constituida por muchos emprendedores con grandes ideas que esperan el momento adecuado para poder sacarlas a la luz. El gran problema existente para la mayoría de ellos es el tema económico, ya que no todos disponen de la cantidad necesaria para poder hacer frente a los innumerables costes que supone un proyecto empresarial.

Hasta hace muy poco tiempo las alternativas de financiación existentes era solicitar un préstamo a una entidad financiera o recurrir a familiares y a amigos. Sin embargo a día de hoy existe una nueva opción que irrumpe con gran fuerza en el ámbito empresarial, el crowdfunding.

Este tipo de financiación se realiza de manera colectiva a través de plataformas online en las cuales los internautas pueden conocer los diferentes proyectos y participar en el que más les guste. Para esto cada proyecto presenta un plan de recompensas en el que ofrece diferentes alternativas de contribución en función del importe. Por ejemplo, por 20€ una taza de la empresa, por 50€ una taza y una camiseta, etc. Hay que destacar que la recompensa nunca será de tipo económico.

El creador cuenta con un plazo limitado, que previamente se ha fijado, para obtener la financiación que necesita. Si se llega al 100% de la cantidad solicitada, este tiene a su disposición el capital para poder implementar su idea. Si por el contrario el proyecto no recibe el 100%, la cantidad recaudada no se obtiene. La opción de uno u otro, dependerá del tipo de modelo de crowdfunding por el que se haya apostado, “Todo o nada” o “Todo cuenta”.

Son muchas las empresas que han recurrido a este modelo de financiación, o como es el caso de Google, Microsoft o Hyundai, que han utilizado este mecanismo para aumentar sus ventas.

Sin duda el crowdfunding otorga la oportunidad de poder financiar un proyecto y de hacerlo público de una manera alternativa a las tradicionales.

 

Pin It on Pinterest

Share This