Inmediatez de uso al contratar un servicio

Inmediatez de uso al contratar un servicio

En su día hablamos de las variantes de ecommerce que existe y también del aumento del consumo online. Y los servicios empresariales se suben a este carro.

Cada vez estamos más concienciados de asumir el carácter impersonal de muchas compras, sin conocer a las personas que hay detrás de un producto o servicio, sino sólo centrándonos en la calidad del mismo y apoyándonos quizá en opiniones y sugerencias de otros usuarios. Sin embargo, se sigue teniendo la duda de cuándo poder disponer del producto en cuestión.

Si se trata de algo tangible, somos más transigentes, ya que supone un tiempo de envío. Aunque hoy por hoy casi no se contempla más de 48 horas en recibirlo.

Pero cuando hablamos de servicios, aquí somos menos pacientes y una de las cosas que nos llevan a realizar la contratación es conocer el tiempo en el que podremos hacer uso del servicio. También solemos declinar una compra si nos piden muchos datos que consideramos innecesarios…

Así, los porveedores mediante sus plataformas y tiendas online deben aportar toda la información existente del producto en cuestión y solicitar el mínimo de datos imprescindibles pero todo lo necesario para que se configure el alta de manera inmediata. Atrás quedan los ‘nos pondremos en contacto con usted’, ya que puede ser innecesario y no se entorpece el proceso.

Una empresa se convierte en negocio cuando vendemos, y por ende, cuando obtenemos beneficio económico de nuestra oferta. Para conseguir este propósito, hay tres aspectos que te ayudarán a vender:

  • Identificar al público objetivo: es importante conocer el perfil de tu target identificando sus necesidades y valorando sus expectativas.
  • Conocer la competencia: saber dónde estamos ubicados en un mercado global es primordial para definir una estrategia. Aquí entran en juego la calidad y el precio como elementos valiosos de tus productos o servicos.
  • Vender más que tu producto: dada la gran cantidad de servicios y productos que existen, los usuarios o consumidores piden más. Buscan una diferenciación frente a la comeptencia para decantarse por unos productos u otros. Así, es importante expresar la filosofía de la empresa, la profesionalidad o el carácter solucionador que tiene.
  • Realizar mejoras: una de las cosas que más valoran los usuarios es sentirse entendidos, por lo que el hecho de implementar alguna mejora o variación en el producto, a propuesta de ellos, le aportará un gran valor a la empresa.

Pin It on Pinterest

Share This