Los business centers son más sociales que las oficinas tradicionales

Los business centers son más sociales que las oficinas tradicionales

La sensación de pertenencia, participación y compañerismo en un centro de negocios es infinitamente superior que en un edificio de oficinas tradicionales.

En la oficina tradicional normalmente las empresas y sus equipos trabajan dentro de sus espacios, como islas autónomas e independientes sin relación con los vecinos. En cambio dentro de un business center eres parte de un micro mundo en el que te sientes más cómodo, confortable y social para el desarrollo de tu negocio.

En un centro de negocios las barreras entre empresas son más livianas y te sientes más libre y abierto para hablar de tu negocio y de tu día a día con otros inquilinos, ya que convives más estrechamente compartiendo espacios como la recepción, las salas de reuniones o la zona de relax. Estos vínculos hacen florecer de manera más rápida, natural y sólida relaciones comerciales o la simple difusión del negocio.

Es muy habitual que al hablar con terceros fuera del business center surja esta frase: “pues en el business center donde estoy hay una empresa de lo que sea que te puede ayudar en eso. Mañana me paso por su despacho y se lo comento”. Por el contrario ¿alguien ha oído alguna vez? “en el edificio he visto un cartel de una empresa…”, o “en la tercera planta hay uno que hace…”. Pues es bastante raro ya que las barreras físicas y psicológicas que genera un edifico el centro de negocios, por grande que sea, las rompe radicalmente por la sensación de pertenencia y socialización.

Normalmente las relaciones que surgen entre los inquilinos de un business center no suelen ser de compra-venta directa, sino de colaboraciones para dar servicios más completos a terceros. Es decir, que por la cercanía, confianza y conocimiento del día a día se crean una especie de joint-ventures que multiplican el poder de atracción y de desarrollo de los negocios.

Otra ventaja considerable que no aporta la oficina tradicional, y que nosotros además potenciamos, es la recomendación de los servicios de nuestros clientes. Por confianza y aporte de valor muchos son los que se acercan a nuestras recepciones preguntando si conocemos a alguna empresa o algún proveedor para una necesidad determinada, un proyecto, etc., y evidentemente recomendamos a nuestros clientes, tanto si tienen despacho como si son clientes virtuales. Gracias a nuestro abanico de servicios y la flexibilidad que aportamos cubrimos necesidades de un gran número empresas de sectores y actividades muy dispares, pudiendo ser casi como unas “Páginas Amarillas” tan sólo con nuestros clientes.

Por tanto los centros de negocios, además de las ventajas en costes, flexibilidad, servicios, espacios de trabajo, etc., aportamos una considerable ventaja social y de promoción frente a la oficina tradicional.

Pin It on Pinterest

Share This