Un espacio de trabajo diseñado para hacer crecer las empresas

Un espacio de trabajo diseñado para hacer crecer las empresas

La Creatividad, la Motivación y la Colaboración son algunos de los elementos necesarios para que las nuevas ideas imaginadas en la mente de los emprendedores recorran el camino hacia el éxito.

Sabemos de la importancia de contar con un buen equipo de trabajo para la puesta en marcha de un proyecto y de disponer de los recursos mínimos para poder iniciar un trayecto que requerirá gran esfuerzo. Sin embargo, apenas le damos el protagonismo suficiente al espacio de trabajo donde se materializará esa idea y en muchas ocasiones éste puede ser fundamental, ya que puede aportarnos esa inspiración creativa, motivadora y de colaboración que cualquier profesional quiere conseguir.

Actualmente existen muchos espacios de coworking entre los que elegir tu puesto para trabajar bien sea por ubicación, por servicios ofrecidos o, simplemente por las sensaciones que despierte en ti, vamos, como muchas cosas en esta vida, para gustos, los colores.

Y os animamos a elegir el espacio de coworking que consideréis idílico para establecer vuestra oficina.

 

Funcionalidad en el diseño de despachos y oficinas

Funcionalidad en el diseño de despachos y oficinas

Estamos acostumbrados a leer que los mejores espacios de trabajo son las oficinas que tienen las multinacionales extranjeras en sus sedes centrales. Disponen de metros y metros cuadrados de áreas de recreo, de divertidas salas de reuniones e incluso de sofisticados métodos de comunicación entre plantas.

Evidentemente, influye la actividad de la compañía para diseñar unas oficinas de una manera u otra, porque, sinceramente, no creo que proceda que un bufete de abogados disponga de un vagón adaptado como sala de reuniones para recibir a sus clientes.

Está claro que todo vale en cuanto al diseño, pero no se deben olvidar unas premisas básicas que inviten a la concentración y productividad de la empresa:

  • Espacios de trabajo: definir cada área de trabajo bien sea salas de reuniones, despachos o las denominadas open office
  • Decoración sobria: el exceso de elementos decorativos distrae y, en ocasiones, puede resultar cargante. Los colores elegidos son determinantes, siempre en sintonía con la vertiente corporativa de la compañía.
  • Luz natural: la presencia de luz natural es un elemento muy valorado que provoca un impacto muy positivo en la productividad.
  • Cuidado con la relexión de luz: evitar los suelos o elementos que provoquen refelejos incómodos de la luz natural o artificial.
  • Materiales: el mobiliario e infraestructura deben ser de cierta calidad y estar bien cuidado para evitar el mal aspecto, ya que trabajar en un entorno ‘desgastado’ no invita a la productividad.
  • Áreas de descanso: éstas deben estar perfectamente diferenciadas de las áreas de trabajo como pueden ser el office, la zona de café o un espacio de relax.

 

 

 

Pin It on Pinterest